La necesidad urgente de recuperar la credibilidad

25 de enero de 2022

La mayoría de personas en el mundo está preocupada por que los medios, y los periodistas, les mientan. Esta fue una de las conclusiones más importantes a las que llegó Edelman, la consultora de marketing y relaciones públicas más grande del mundo, a través de su barómetro anual de confianza para 2022.

La consultora con sede en Chicago y Nueva York ha estudiado la confianza durante 22 años pues considera que es un aspecto fundamental en las relaciones que todas las instituciones (sean empresas, gobiernos, ONG o medios de información) construyen con sus partes interesadas. 

Sin embargo, los resultados del barómetro para 2022 son poco alentadores. De acuerdo con las respuestas recogidas, la desconfianza es la emoción por defecto de la sociedad. Casi 6 de cada 10 personas dicen que están acostumbradas a desconfiar de algo hasta ver pruebas de que es confiable.

Esta desconfianza,a su vez, es alimentada por una creciente falta de fe en los medios de información y el gobierno. Algo que los autores del reporte califican como “el círculo vicioso de la desconfianza”. Uno que, a través de la desinformación y la división, estas dos instituciones están alimentando y explotando para obtener ganancias comerciales y políticas. Esto, al final, constituye una “amenaza a la estabilidad social”, advierten los autores.

Los datos recogidos por la firma son contundentes: dos tercios de las personas en todo el mundo (67 por ciento) dijeron que creen que los periodistas y reporteros intentan engañar deliberadamente a las personas diciendo cosas que saben que son falsas o muy exageradas. Un resultado que muestra un aumento de ocho puntos porcentuales con respecto al último informe de la empresa publicado el año pasado.

La confianza en los medios cayó en 15 países. Solo en Estados Unidos, el 39 por ciento de las personas dijo que confía en los medios, seis puntos menos en comparación con la última encuesta realizada en 2021. En Colombia, el 82 por ciento dijo que le preocupaba que las noticias falsas o la desinformación estuviera siendo utilizada como un arma, cinco puntos más que el año pasado.

De acuerdo con los resultados de la encuesta—que para 2022 fue realizada a través de entrevistas virtuales de 30 minutos aplicadas entre el 1 y el 24 de noviembre de 2021 a más de 36 mil personas en 28 países— en todo el mundo, solo una de cada dos personas confía en los medios. Además, el cincuenta y seis por ciento de las personas considera que los medios son una fuerza divisoria en la sociedad. Solo un tercio (35 por ciento) dijo que los medios contribuyen a la cohesión de las sociedades.

 

¿La salida?

En este contexto, las empresas son las instituciones consideradas más confiables con un 61 por ciento, por encima de las ONG con 59 por ciento, el gobierno con 52 por ciento y los medios con solo el 50 por ciento. 

Sin embargo, la gente considera que el sector empresarial no está haciendo lo suficiente para estar a la altura del momento y abordar asuntos de interés público como el  cambio climático, la desigualdad económica, la recapacitación de la fuerza laboral o la información fidedigna.

Por este motivo, el llamado es a fortalecer el liderazgo social en los negocios. Existe gran expectativa entre el público general de que sean las empresas aquellas que lideren el destino del mundo. Esto, de la mano de los gobiernos. Por ejemplo, al considerar un trabajo, el 60 por ciento de los empleados quiere que su CEO hable sobre temas controvertidos que les importen y el 80 por ciento de la población quiere que los CEO sean personalmente visibles cuando se discutan políticas públicas en beneficio de la sociedad. 

Es decir, la gente quiere más compromiso comercial, no menos. En palabras de los autores del reporte, “el papel y la expectativa de negocio nunca ha sido más clara, y las empresas deben reconocer que su rol social está aquí para quedarse”.