El impacto desigual de la pandemia en los medios independientes

26 de enero de 2021

El buen periodismo, veraz e independiente, se necesita hoy más que nunca. Sin embargo, la pandemia de Covid-19 y las respuestas de los gobiernos a la crisis han tenido un impacto dramático en los medios de información independientes de todo el mundo. Así lo señala un trabajo realizado por el Instituto Reuters para el Estudio del Periodismo de la Universidad de Oxford en compañía de miembros de la Coordinación de Ayuda de Emergencia de Noticias Independientes (INERC).

El informe, publicado en noviembre del año pasado, presenta los hallazgos del análisis de 165 respuestas a una encuesta aplicada a una muestra estratégica de medios independientes sobre cómo la pandemia los ha impactado. Combina, además, estos resultados con una serie de entrevistas a siete medios independientes que operan en países de ingresos medios con limitaciones importantes en la libertad de prensa.

Pocos ganadores, muchos perdedores

¿Quiénes han salido bien librados de la crisis? Una clara mayoría de los medios de información independientes dicen que su alcance general de audiencia aumentó durante la crisis de Covid-19, aunque casi una quinta parte de los encuestados (principalmente periódicos impresos) afirma que su alcance general de audiencia ha disminuido.

Al mismo tiempo, los encuestados que esperan ingresos estables  —o incluso un aumento de estos— suelen tener redacciones digitales pequeñas, algunas de ellas sin fines de lucro. Aunque normalmente son más pequeños que los medios tradicionales, estos sitios independientes a menudo invierten una parte mucho mayor de sus costos operativos en su sala de redacción.

Este último es el caso de Chequeado, un medio argentino dedicado a la verificación de datos que fue consultado por los autores del estudio. Cuando comenzó la pandemia, Laura Zommer —Directora Ejecutiva de Chequeado— miró sus ingresos proyectados y pensó “no lo lograremos”, pero en realidad los ingresos aumentaron, especialmente los de proyectos especiales. Y en términos de audiencia, dice Zommer, “es increíble”. El aumento tanto en los ingresos basados en proyectos como en la participación de la audiencia en torno a la desinformación durante la pandemia llevó a que Chequeado ampliara su trabajo.

En cambio, los medios de información comerciales son los más afectados por la crisis, especialmente los que se basan en publicidad, así como los periódicos y los medios locales. Lastimosamente, estas son partes de la industria de las noticias que ya se han visto seriamente desafiadas por el cambio a un entorno de medios digital, móvil y dominado por las grandes plataformas tecnológicas.


Apoyo financiero, la principal necesidad

Los encuestados identificaron dos tipos de necesidades principales. Una tiene que ver con garantizar la sostenibilidad de su organización en un momento difícil y proteger su capacidad para invertir en noticias y periodismo independientes en un momento en el que es especialmente importante y muy necesario. La otra está relacionada con el trabajo que deben seguir haciendo los medios independientes para adaptarse a un ambiente competitivo y rápidamente cambiante.

El medio sudafricano Daily Maverick pudo cubrir ambos tipos de necesidades gracias a una estrategia acertada. Styli Charalambous, editor y director ejecutivo del medio, le contó al Reuters Institute que desde el inicio de la pandemia tenía claro que debían continuar trabajando para aumentar los ingresos provenientes de los lectores y depender menos de los ingresos publicitarios. Con el paso de los meses, esta estrategia dio resultados. “Contratamos gente. Invertimos en tecnología, invertimos en nuevos productos e incluso lanzamos una publicación impresa”, afirma Charalambous.

Los tipos de apoyo más nombrados son el apoyo financiero (65%), el apoyo al desarrollo de productos y la innovación (19%) y la formación técnica en habilidades de medios digitales (6%). Las solicitudes más frecuentemente mencionadas en las entrevistas realizadas están relacionadas con inversión a largo plazo, en lugar de financiación de proyectos y pequeñas subvenciones en efectivo. “Es comprensible que sobrevivir hoy sea un desafío más urgente que prepararse para el mañana”, afirman los autores del estudio.