La transformación tecnológica que impulsó el Covid- 19

12 de enero de 2021

El impacto de la pandemia de Covid-19 en las empresas alrededor del mundo ha sido profundo y las dimensiones de sus consecuencias aún están siendo analizadas. Sin embargo, una encuesta realizada por la consultora con presencia global Mckinsey arroja conclusiones alentadoras: en tan solo unos meses, la crisis de Covid-19 impulsó la digitalización de las empresas y muchas lograron satisfacer las nuevas demandas del mercado mucho más rápido de lo que creían posible antes de la crisis.

La pesquisa, realizada entre el 7 y el 31 de julio de 2020, reunió las respuestas de 899 ejecutivos de alto nivel que representan distintas regiones, industrias, tamaños de empresas y especialidades funcionales, de acuerdo con la información publicada por Mckinsey.

Según los directivos consultados en la encuesta, al acelerar la digitalización de sus interacciones con los clientes así como de su cadena de suministro y sus operaciones internas, sus empresas se ahorraron entre tres y cuatro años de trabajo. El aumento en esta área fue tal que, de acuerdo con Mckinsey, actualmente sus encuestados tienen tres veces más probabilidades que antes de la crisis de decir que al menos el 80 por ciento de sus interacciones con sus clientes se dan en entornos digitales.

Al mismo tiempo, la proporción de productos digitales de las empresas -o aquellos habilitados digitalmente- aumentó lo equivalente a siete años de trabajo.

La predominancia de lo digital es una tendencia que se mantendrá, afirmaron los encuestados. Según Mckinsey, muchos ya están haciendo inversiones para garantizar la funcionalidad de estos desarrollos e inversiones a largo plazo. Además, los representantes de varias empresas revelaron que la financiación de iniciativas digitales fue el rubro que más aumentó en sus presupuestos; por encima de los costos, la cantidad de personas en funciones tecnológicas y la cantidad de clientes.

En este sentido, el trabajo remoto y la migración a la nube son dos cambios que, según los encuestados, resultaron más rentables en comparación con las normas y prácticas que tenían sus empresas antes de la crisis. El trabajo remoto es el cambio que más probabilidades tiene de permanecer mientras más tiempo dure la crisis, según el 70 por ciento de los encuestados.

Uno de los datos más sorprendentes que arrojó la encuesta está relacionado con el tiempo de implementación de los cambios generados por la pandemia. Para muchos de estos cambios, dicen los encuestados, sus empresas actuaron de 20 a 25 veces más rápido de lo esperado. En el caso del trabajo remoto, los encuestados dicen que sus empresas se movieron 40 veces más rápido de lo que pensaban posible antes de la pandemia. El promedio de tiempo de implementación de una solución viable fue de 11 días, y casi todas las empresas presentaron soluciones viables en unos pocos meses.

No es un secreto que hoy en día la tecnología juega un papel predominante en los negocios. Cualquiera que busque mantener su competitividad debe reconocerlo. La consultora afirma que fueron precisamente aquellas compañías que tenían una serie de capacidades tecnológicas las que lograron responder de forma exitosa a la crisis.