Periodistas: cómo combatir el estrés postraumático y cuidar su salud mental

22 de febrero de 2021

Los y las periodistas, especialmente en Colombia, están expuestos a situaciones que implican presenciar el sufrimiento de otras personas: entrevistas a víctimas, visitas a accidentes y masacres, reportería en escenas de crimen, entre muchas otras. Todas pueden activar traumas antiguos.

Sin embargo, en las salas de redacción pocas veces se habla sobre este tema.

Olivia James, consultora en temas relacionados precisamente con ansiedad y trauma, publicó un artículo en el sitio Journalism.co.uk en el que compartió valiosas recomendaciones para periodistas sobre cómo convivir con el trauma y cuidar su salud mental. A continuación, compartimos algunas de ellas:

1. Reconocer el trastorno por estrés postraumático 

El trastorno por estrés postraumático puede ocurrir después de un evento o múltiples eventos que involucran una amenaza para la vida como situaciones cercanas a la muerte o los accidentes. Ese evento se puede volver a experimentar a través de imágenes o pensamientos intrusivos, pesadillas, flashbacks y síntomas psicológicos o fisiológicos como el pánico.

Los síntomas también incluyen esforzarse por evitar situaciones similares, o experimentar adormecimiento (una sensación de distanciamiento), hiperexcitación (sensación de nerviosismo e inseguridad), problemas para dormir, cambios de humor (como arrebatos violentos) y problemas de concentración. Según James, también es frecuente experimentar hipervigilancia (sentimiento de estar constantemente en alerta máxima) y una respuesta de sobresalto exagerada (por ejemplo, exaltarse si alguien le toca el hombro).

Pero los síntomas pueden tardar un tiempo en aparecer por lo que a veces no se sabe qué incidente concreto causó el trauma. Muchos, en medio de la confusión, caen en el consumo excesivo de alcohol, el uso de drogas (automedicación), se exponen a comportamientos de riesgo, y tienen problemas a la hora de relacionarse.

2. Enviarles a su cuerpo y mente señales de que el peligro ha pasado

“Una gran parte del tratamiento del trauma es reducir la ansiedad, sacar al sistema nervioso del modo de lucha o huida”, afirma la especialista.

En su artículo, explica que muchas reacciones producidas por el trastorno por estrés postraumático suceden a niveles que van más allá de la mente racional. Por esta razón, la terapia convencional -que implica conversar con un terapeuta sobre el trauma- no ayuda a superar los síntomas de este trastorno.

3. Minimizar la exposición al trauma

Para cuidar su salud mental, James recomienda minimizar su exposición al trauma y reducirlo a lo necesario para sacar adelante su trabajo. Por ejemplo, solo obtenga los detalles que necesite para contar una historia y si descubre que realmente está siendo afectado por el tema, deténgase. De igual forma, si un colega quiere revelar detalles de un trauma que presenció, no permita que esto suceda si sabe que va a afectar su salud mental.

4. Buscar ayuda

La principal recomendación de Olivia James a quienes creen estar viviendo un trastorno de estrés postraumático es común: acudir a su médico de cabecera cuanto antes. E inclusive, en el mejor de los casos, buscar ayuda específica para superar situaciones traumáticas.